Comunicación de crisis, ¿cómo afrontarla? Parte II

Cuanta más larga es la trayectoria de una empresa, más probable es que ésta deba afrontar momentos de crisis. Dado que los problemas son una parte intrínseca de la vida y los negocios, lo mejor es ser proactivo y aprender a afrontar la comunicación de crisis en nuestro negocio.

En momentos de crisis empresarial, seguir estos consejos ayudará a que la relación con nuestros trabajadores y clientes se vea afectada lo menos posible.

Evita la especulación

En la medida de lo posible, basa toda la información que proporciones a tu equipo en datos objetivos y confirmados. Cuanto mejor respaldada esté la información que aportes, mayor será la confianza depositada por otros en tu persona. La especulación puede dar pie a malentendidos y tergiversaciones. Además, en caso de estar equivocarnos en nuestras sospechas, daríamos muy mala imagen.

Mantente informado

Cuando la crisis es tan grande que ha llegado hasta los medios de comunicación, es fundamental monitorizar los medios para estar al día de lo que se dice de nuestra empresa. Esto es imprescindible para saber qué mensaje está llegando al público y si el tratamiento del mismo es el adecuando para el negocio. Enviar notas de prensa con frecuencia ayudará a que su punto de vista sea justamente transmitido.

Evita la mentira

Basta con que se descubra una sola mentira para que se pierda toda la buena reputación y confianza en una persona o organización. Las mentiras no solo sacan a la luz un dato falso, sino que también hacen dudar al público sobre qué otras cosas no eran ciertas en el pasado. Todo esto manchará la imagen de su empresa. Por ello, es fundamental no mentir en la información que demos. Si hay un dato que no deseas hacer público, simplemente no lo menciones.

Mantente sereno

Por muy grave que sea la situación, la posición de jefe te “obliga” a mantener la calma y calmar a otros en todo momento. Es importante no mostrar una actitud defensiva, acusativa e intentar no perder los papeles. Esto no quiere decir no hablar ciertos tema abiertamente, sino expresarse con serenidad, sin alzar la voz y escuchando a nuestro interlocutor.

Share and Enjoy:
  • Print
  • Ghenghe
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
This entry was posted in Emprendedores, Equipo de trabajo, Mejora personal, Nuevas Empresas, Oficina, Uncategorized and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.