Incentivos

Aunque supongan un desembolso de dinero, los incentivos pueden ser una manera ideal de motivar a nuestros empleados.

A la hora de ofrecer incentivos a nuestros trabajadores, la clave se encuentra en la frecuencia y la cantidad. Es decir, ofrecer incentivos cada varios años no será visto como un gesto especial por parte de los trabajadores, mientras que incentivar a nuestro equipo de trabajo demasiado a menudo hará que éstos dejen de valorarlos.

Los incentivos son una manera particular en que la empresa puede “agradecer” a sus trabajadores su productividad o esfuerzo. Lo principal en estos casos es planificar y administrar bien estos incentivos para que sean adecuadamente valorados.

Es importante resaltar que cuando se habla de incentivos no siempre se trata de pagas extras. Una cena pagada por la empresa, permitir un horario más flexible, u ofrecer servicios extras como guardería o simplemente tickets para restaurante serán gestos que nuestros trabajadores agradecerán.

A la hora de dar incentivos, es importante hacer saber a nuestro equipo a qué se deben, pues estos les ayudarán a saber qué camino seguir para conseguir los mismos resultados en el futuro. Además, los incentivos son una manera implícita en la que los directivos pueden expresar su satisfacción a una determinada conducta. Por ello, los incentivos siempre deben estar relacionados con metas concretas.

Lo indispensable a la hora de dar incentivos es que estos sean equitativos y vengan acompañados de una razón concreta. Premiar los logros hará que la motivación no decaiga.

La retribución flexible es una buena manera de subir el sueldo a sus trabajadores sin tener que pagar más gastos de personal.

Lee más: Suba el sueldo de su plantilla a coste cero

Share and Enjoy:
  • Print
  • Ghenghe
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
This entry was posted in Equipo de trabajo, Nuevas Empresas, Oficina, Optimizar recursos and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.