Negocie Mejor

Negociar es una parte intrínseca de todo negocio, sea del sector que sea y del tamaño que sea. En toda empresa se tiene que negociar constantemente: proveedores, clientes, trabajadores… cuanto más preparado se esté, más nos beneficiara el resultado final.

A negociar se aprende. Requiere grandes dosis de experiencia, empatía e inteligencia emocional. La clave de toda buena negociación es conseguir la mayor información posible acerca de nuestro interlocutor y, sobretodo, ponernos en su lugar.

Aquí van algunos consejos para negociar mejor:

Averigüe qué motiva a su interlocutor. Es importante saber que motiva a la otra parta en la negociación. ¿Quién es? ¿Qué quiere? ¿Por qué? ¿Cuáles son sus intereses? Cuanta más información recopilemos, mejor nos podremos preparar y más ventaja tendremos en el momento en que se lleve a cabo la negociación.

Estudie a su competencia. Analice qué es lo que otros competidores están ofreciendo a su interlocutor. Esto le ayudará a ponerse en su lugar y establecer porqué su interlocutor saldrá ganando al hacer negocios con usted y no con otros.

Balance de poder. Identifique la jerarquía que existe entre usted y  su interlocutor. Esto es importante para determinar qué puede esperar uno del otro.

Apunte alto. Defina un punto de inicio alto que garantice un buen resultado al final de la negociación, a pesar de haber hecho concesiones.

Identifique sus fortalezas y debilidades para así saber con qué argumentos cuenta su interlocutor durante la negociación. Apóyese en sus puntos fuertes y prepare respuestas para sus puntos débiles.

Balance de poder. Identifique la jerarquía que existe entre usted y  su interlocutor. Esto es importante para determinar qué puede esperar uno del otro.

Apunte alto. Defina un punto de inicio alto que garantice un buen resultado al final de la negociación, a pesar de haber hecho concesiones.

Infórmese de negociaciones anteriores. Recopile información sobre negociaciones anteriores sobre ese asunto, tanto suyas como de su interlocutor. Cuantas más referencias tenga, más recursos podrá utilizar durante la negociación.

Considere las futuras ofertas. Prepare dos listas, una con las ofertas que usted cree que podrían interesar a su interlocutor y otra con las ofertas que usted cree que su interlocutor podría hacerle. Ambas consideraciones les serán útiles para pensar en cómo reaccionar en los diferentes casos y determinar principales sus prioridades.

Share and Enjoy:
  • Print
  • Ghenghe
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
This entry was posted in Negociación, Nuevas Empresas and tagged , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.